jueves, 10 de abril de 2014

SEPARACION O DIVORCIO

¿Separación o divorcio?. Esta suele ser una de las primeras preguntas que los profesionales del Derecho de Familia escuchamos ante una crisis matrimonial en la que los cónyuges no tienen nada claro qué hacer. Y aunque ambas figuras poseen muchas características en común, hay otras que les separan de manera muy notable. Por eso, es conveniente tener claro desde el principio las consecuencias que tiene optar por una u otra modalidad jurídica:

Foto: http://www.bekiapareja.com
Frente al divorcio, la separación únicamente suspende la vida en común de los casados, manteniéndose el vínculo matrimonial; lo que impide a los cónyuges volverse a casar. El divorcio, por contra, disuelve el matrimonio otorgando a los cónyuges libertad matrimonial para casarse con terceros o casarse nuevamente entre sí (que todo puede ser...).

Existen dos formas de separación: Separación Judicial mediante sentencia; o Separación de Hecho. El Divorcio, a diferencia de la separación, solo cabe de manera judicial requiriendo sentencia.

Actualmente el divorcio no necesita verse precedido de una separación; y ambos han abandonado el sistema causalista (a Su Señoría "le importa un pimiento" la causa por la que ambos se separan o divorcian) y no precisan de ninguna circunstancia para solicitarse. Ya sea de mutuo acuerdo o por iniciativa de uno solo de los consortes, la separación judicial o el divorcio, ha de respetar unos determinados requisitos, a saber: transcurrir 3 meses desde la celebración del matrimonio, y presentar demanda de separación o divorcio. Existe una salvedad temporal para los referidos 3 meses previos de matrimonio que se da en el caso de separación judicial que a iniciativa de uno solo de los cónyuges acredite para sí o para sus hijos riesgo para la vida, integridad física, libertad, integridad moral o indemnidad sexual (art. 81.2 CC). En este caso y sólo en este caso al Juez sí que "le importa" saber los motivos de la separación (evidentemente...).

En cuanto a las similitudes en los efectos del divorcio y la separación (judicial o de hecho), destacan que aunque la separación produce la suspensión de la vida en común (no la disolución como en el caso del divorcio), si cesa en ambos casos la posibilidad de vincular bienes del otro cónyuge (art. 83 CC). Tampoco la separación o el divorcio eximen a los padres de sus obligaciones para con los hijos.

Cuando un matrimonio queda disuelto legalmente mediante separación o divorcio, el ex-cónyuge superviviente nunca tendrá derechos hereditarios sobre los bienes del otro cuando fallezca. A estos efectos, la simple presentación de la demanda de separación o divorcio ya supone la suspensión de derechos hereditarios entre cónyuges, para el caso de que alguno de ellos fallezca antes de que haya resolución judicial. No obstante hay que tener cuidado con los testamentos realizados antes de producirse la ruptura matrimonial, pues a pesar de que la separación y el divorcio dejan sin validez cualquier tipo de derecho hereditario con respecto al "ex-cónyuge", es posible que siendo pareja se haya podido dejar mediante testamento el tercio de libre disposición a la que fue tu pareja y eso no se anula con la sentencia de divorcio o separación. Entonces será necesario rectificar o revocar dicho testamento (salvo que lo quiera dejar así, lógicamente).

Una de las diferencias más significativas de la separación de hecho con respecto al divorcio o separación judicial, es que llevar separado de hecho más de un año por acuerdo mutuo o por abandono del hogar, es causa suficiente para instar la disolución judicial de la sociedad de gananciales, mientras que en el caso de divorcio o separación judicial el régimen económico matrimonial se disuelve inmediatamente con la sentencia (hablamos de disolución del régimen económico matrimonial, no debemos confundirlo con su liquidación -si la hubiere-, que deberá hacerse al mismo tiempo o después si así fuera necesario).

Luis Miguel Almazán

Abogado de familia

1 comentario:

  1. Excelente post.
    Precisamente andaba en busca de informacion acerca de los divorcios, me ha caido muy bien lo que he leido.

    saludos.

    ResponderEliminar

Añade tu comentario.