martes, 5 de mayo de 2015

LA PRIMERA COMUNIÓN CON PADRES SEPARADOS

Estamos en mayo, el mes de las primeras comuniones. Y muchos padres separados/divorciados se preguntan qué sucederá con la primera comunión de su hijo/hija. Aunque cada caso es un mundo, trataré de dar respuesta a las preguntas más "clásicas" que suelen hacerse al respecto:

Foto: http://www.ellahoy.es
PROBLEMA 1: NO QUIERO QUE HAGA LA PRIMERA COMUNIÓN.

La cuestión sobre si debe o no debe el menor hacer la primera comunión, es una cuestión de patria potestad y por tanto requiere autorización de ambos progenitores. Si uno de los progenitores se niega a ello, el otro deberá solicitar el auxilio judicial, para que el juzgado le autorice o no. Para tomar la decisión, el juez tendrá en consideración si el menor va a un colegio laico o religioso, la tradición religiosa familiar, si recibe o ha recibido catequesis, etc. El juez escuchará a las partes (e incluso podría escuchar al menor) y decidirá al respecto.

PROBLEMA 2: QUIÉN VA A LA COMUNIÓN.

¿Qué progenitor pasará el día de la primera comunión con el menor?. En primer lugar, hay que atenerse a lo que diga al respecto el convenio regulador o la resolución judicial. Es difícil que una resolución judicial regule algo al respecto (salvo por la inmediatez de la celebración, o la insistencia de alguna parte en que sea regulada). No tan difícil es que se pueda haber previsto una regulación para dicho día tan señalado en el convenio regulador.

Si no hay nada regulado, entonces habrá que atender a la voluntad de las partes y lo que ambos padres acuerden, teniendo siempre presente que impedir a un hijo que pueda estar con sus padres el día de su primera comunión es perjudicarle claramente. Por ello, no debería imperar otra cosa entre los padres que el sentido común, realizando las concesiones oportunas para que el menor pueda disfrutar de la compañía de los dos progenitores.

¿Cabría pedir el auxilio judicial para que se permitiera al progenitor impedido que pudiera pasar el día con su hijo/hija?. Mi respuesta es que es posible pedirlo pero desde mi experiencia sólo puedo decir que no se suele conceder pues no se trata de una cuestión de patria potestad (lo que se estaría pidiendo es una modificación de medidas en toda regla). Traigo a colación el siguiente supuesto, muy reciente (20 de abril de 2015) en el que el Juzgado de primera instancia nº5 de Arganda del Rey (Madrid) denegó el amparo judicial a la madre (medidas cautelares previas 189 /2015): la madre reclamaba poder estar y disfrutar con su hija el día de su comunión, circunstancia no prevista en la resolución judicial. Ese día le corresponde al padre estar con la menor y no hay acuerdo. Argumenta que con ella ha hecho la catequesis. No se plantea si la niña debe o no debe realizar la comunión (lo que afectaría a la patria potestad, acción del 156 y 158 del Código civil), sino que se plantea modificar el régimen de visitas para un día concreto (el de la primera comunión). Lo que pretende la madre es judicializar una falta de entendimiento de las partes que debería solventarse con diálogo en beneficio de la menor. Por todo ello, el Juzgado deniega  la Solicitud.

Si por desgracia no es posible el entendimiento entre los padres, lamentablemente deberá cumplirse de manera rigurosa lo dispuesto en el convenio regulador o resolución judicial y el menor pasará ese día con el progenitor al que le correspondiera estar con él, sin perjuicio de que dicha conducta impeditiva, claramente perjudicial para el hijo pudiera ser motivo suficiente para emprender acciones contra el progenitor impedidor (v.g., instar una modificación de medidas).

No obstante, aclarar también que la Iglesia donde se celebre el acto, es un espacio público y no se puede impedir a nadie su entrada sin motivo (con independencia de que pueda ser contraproducente para el menor "presentarse" allí, pero eso es otra historia).

PROBLEMA 3: QUIÉN PAGA LOS GASTOS.

En relación a los gastos de la primera comunión, debería distinguirse entre gastos comunes y propios de cada progenitor. Si ambos están de acuerdo en que su hijo/hija haga la primera comunión, existirán gastos comunes como el vestido que deberán ser consensuados y abonados por ambos progenitores. Existe alguna sentencia ("rara avis") en donde se ha estimado que tales gastos son ordinarios por entender que eran previsibles (el menor iba a un colegio religioso y estaba recibiendo catequesis), y por tanto entraban dentro de la pensión de alimentos pagada por el progenitor no custodio.

Además de los gastos comunes tendríamos los propios de cada progenitor, como puede ser el banquete que organice cada uno de ellos (obviamente si ambos deciden preparar un banquete conjuntamente, dicho gasto será también común).

En conclusión, lo ideal es que ambos padres entierren sus desavenencias por un día y traten de llegar a un acuerdo. Pero si no es posible llegar a una solución amistosa para que todos puedan disfrutar de la primera comunión, que al menos se evite un clima de tensión tan perjudicial para el hijo en un día tan especial para él. Simplemente, aplicando el sentido común. Aunque a veces sea el menos común de los sentidos.



Luis Miguel Almazán


Abogado de familia

3 comentarios:

  1. Hola, en general bien, salvo esto "¿Cabría pedir el auxilio judicial para que se permitiera al progenitor impedido que pudiera pasar el día con su hijo/hija?. Mi respuesta es negativa".
    Mediante un proceso de jurisdicción voluntaria, con tiempo suficiente, claro que se puede y se gana, yo tuve un cliente en esas circunstancias, nada decía el Convenio regulador, el fallo, "repartir" el día entre el padre y la madre"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Tal vez deba matizar la entrada y no poner un no tan rotundo. Lo cierto es que mi experiencia precisamente es la contraria: en un par de ocasiones me ha sucedido que cuando no hay nada regulado y ambos padres no se ponen de acuerdo en compartir el día (o en cederlo a uno a favor del otro), el juzgado siempre ha tirado "por la calle de en medio": ceñirse a lo ya regulado.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Buenas tardes, soy madre de dos hijos los cuales la mayor realizara su primera comunión en el 2018.
    Mis hijos estan bautizados y van a un colegio religioso, la decisión de hacer su primera comunión a sido totalmente y exclusivamente de la niña. Mi problema es el siguiente con su padre, e intentado en infinidad de ocasiones que el se haga responsable de llevarla a catequesis( ya que es el dia que a el le pertenece estar con ellos, y nunca cumple) que la lleve los domingos a misa y la niña falta tanto a la Iglesia donde la realizara como a la que esta donde vive su padre y por último se a desentendido totalmente de todos los gastos que conlleva. Todo ello lo hace para hacerme daño. Yo le e dicho que no le niego la posibilidad de que el vaya ya que es por el bien de mi hija, pero si del derecho que conlleva que la familia y amigos pueda asistir.
    No entiendo como un padre que se desentiende totalmente de algo beneficioso del hijo tenga la cara de exijir un derecho que no se a ganado.
    Y no solo es en este tema en mi caso, es en todos. Yo no me niego a que vayan , solo quiero que sea igualatorio entre los dos. Las mismas obligaciones, los mismos derechos.

    ResponderEliminar

Añade tu comentario.