lunes, 16 de enero de 2017

COMPENSACIÓN DE DEUDAS ENTRE EXCÓNYUGES O PROGENITORES

De entrada, diremos que la Ley de Enjuiciamiento Civil dice que como motivo de oposición a la ejecución de una sentencia sólo se admite el pago o cumplimiento de lo ordenado. Con respecto a los alimentos, el Código Civil establece por su parte (art. 151) que tampoco pueden compensarse las pensiones de alimentos con lo que el alimentista deba al que ha de prestarlos. En definitiva: no cabe oponerse a una ejecución por impago de alimentos alegando compensación de otras deudas que pudieran tener los progenitores entre sí pues no se admite la excepción de pago por compensación.

Foto: https://encolombia.com/
Otra situación distinta desde la que podemos abordar la cuestión de la compensación de la pensión de alimentos es la que se da en un ejemplo clásico: cuando el progenitor quiere compensar los gastos de su pensión de alimentos con gastos ordinarios de los hijos que ha abonado por su cuenta y que se entienden comprendidos en dicha pensión, pero que el progenitor custodio se niega a cubrir (por poner un ejemplo: el comedor escolar al que acude el hijo pero que el progenitor custodio se niega a pagar). En este caso, se podría considerar como un pago anticipado de su pensión de alimentos, pudiendo descontarse de la misma. De otro modo se consideraría un enriquecimiento injusto.

En relación con otras deudas, que no sean las de pensiones de alimentos, basándonos en el artículo 1196 del Código Civil, podemos interpretar que ante un tipo de deudas "conexas" entre acreedor y deudor, o de similar naturaleza y reconocidas mediante título ejecutivo, se podría oponer la ejecución de la sentencia por compensación (por ejemplo cargas hipotecarias, IBI, seguros…). Por lo tanto hay que diferenciar muy claramente si las deudas reclamadas en la ejecución de la sentencia son o no de alimentos para determinar si cabe o no la oposición por compensación de deudas.

En resumen: la doctrina y jurisprudencia mayoritaria no admite la oposición por compensación (SAP Baleares, Secc 3ª 155/2009 que determina que la compensación no puede alegarse como motivo de ejecución al no estar previsto legalmente), pero aun así es un asunto en el que los tribunales cada vez están más divididos y ya no es cuestión pacifica. Hasta el punto de que en la línea de la compensación avanza cierta jurisprudencia menor (Audiencia Provincial de Cádiz, Secc 2ª 113/2010), o Audiencias Provinciales como la de Valencia donde por razones de economía procesal vienen admitiendo compensaciones de este tipo como medio de oposición a la ejecución de títulos judiciales, para dar mayor flexibilidad en los procesos ejecutivos de Derecho de Familia y para evitar el absurdo de que una y otra parte instaran demandas ejecutivas derivadas en el mismo proceso en el que fueran respectivamente acreedoras y deudoras entre sí. El devenir pues de esta nueva línea interpretativa está aún por escribirse, pero cierto es que deja abierta la puerta a temas tan interesantes como la posibilidad de oposición por compensación en la ejecución de una pensión compensatoria, entre otras.

Luis Miguel Almazán

Abogado de Familia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade tu comentario.